¿Quién SOY?

¿Quién SOY?

Ser maestro

La docencia requiere de vocación y esta tiene que ver con la esencia de la persona sus deseos y valores. Esta condición nos lleva a la curiosidad, a la pasión por la actividad misma. Quien está interesado en enseñar deberá ser un apasionado en aprender, en investigar para generar nuevas ideas y promover en los alumnos esta pasión por descubrir. Así mismo quien se dedica a la EDUCACIÓN (así con mayúsculas), tendrá gusto e interés de estar con las personas, la convivencia con el ser humano enriquece a todos, maestros, alumnos y la sociedad en general, sobre todo cuando hay intercambio de experiencias, respeto y aceptación.

Un estudio realizado en Estados Unidos revela las necesidades de los alumnos y estas son sus conclusiones:

• Los estudiantes quieren que se confíe en ellos y que se les respete
• Los estudiantes quieren formar parte de una familia
• Los estudiantes quieren que los profesores le ayuden a entender
• Los estudiantes quieren que se les den oportunidades para ser responsables
• Los estudiantes quieren un lugar donde la gente se preocupe por ellos
• Los estudiantes quieren que los profesores les ayuden a triunfar, no a fracasar

Los profesores promovemos en los alumnos la curiosidad, la motivación, el afecto, la ilusión y la alegría. Somos modelo de una vida con sentido y equilibrio. Las tareas muy claras para los profesores son:

• Ayudar a los alumnos a promover un clima de confianza en el aula de manera que se puedan desarrollar y realzar la curiosidad y el deseo natural de aprender

• Estimular un sistema participativo de toma de decisiones en relación con todos los aspectos del aprendizaje, y en el cual tanto estudiantes como directores y profesores han de tener su respectivo papel.

• Ayudar a los alumnos a valorarse a sí mismos, a desarrollar la confianza en sí mismos y la autoestima.

• Poner al descubierto la ilusión por el descubrimiento intelectual y emotivo, lo cual permitirá a los estudiantes ser capaces de aprender a lo largo de toda su vida

• Crear en los alumnos una conciencia de que lo bueno de la vida está dentro de uno mismo y que no es algo que tenga un origen exterior.

Por su parte los profesores pueden:

• Desarrollar aquellas actitudes que la investigación ha demostrado que son más eficaces a la hora de facilitar el aprendizaje

• Desarrollarse como personas y a encontrar satisfacción en su interacción con los alumnos

• Constituir un grupo de apoyo para los educadores mediante el contacto con redes, organizaciones e individuos preocupados e interesado por el aprendizaje centrado en la persona

• Investigar y crear recursos-guía en forma de libros, materiales y publicaciones que ampliarán y generarán nuevas ideas.

La creatividad en la educación, es educación para la vida

Sir Ken Robinson es un educador, escritor y conferenciante británico, experto en asuntos relacionados con la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos.

En 1998, el Ministro de Educación, lo puso al frente del comité consultivo nacional sobre educación creativa y cultura, fruto del trabajo en dicho comité, se publicó el llamado Informe Robinson cuyo título formal, traducido, es: Todos nuestros futuros: creatividad, cultura y educación. El informe tuvo un gran impacto pues ponía de relieve el escaso papel que hasta entonces había recibido la creatividad y la importancia que sobre ella recaía el futuro, ya no sólo del país, sino de la propia humanidad. Busca en You Tube el video de Creatividad de Ken Robinson, que te dará una idea de cómo la educación puede limitar o por el contrario dar libertad para crear en todos sentidos.

Lelia Bartlett Díaz