<strong>¿TENGO SANA AUTOESTIMA?</strong>

¿TENGO SANA AUTOESTIMA?

Nos encontramos a mediados de año con las baterías recargadas por las vacaciones y los encuentros familiares que han sido tan emotivos, encuentros que nos hacen reflexionar cómo nos relacionamos con nuestros seres queridos.

Aprovechando estas reflexiones podemos preguntamos cómo fuimos educados en cuanto a nuestra valoración personal ya que la formación de la autoestima de una persona se inicia en la familia de origen. Como principio fundamental de la autoestima es necesario considerar a la persona valiosa simplemente por ser un ser humano, esta creencia es inculcada por los padres. Con este principio ya se puede empezar a trabajar con la autoestima en los niños ¿De qué manera? El escritor Stanley Coopersmith en su libro “Los Antecedentes de la Autoestima“ dice que son cuatro las condiciones frecuentemente asociadas con la elevada autoestima en los niños.

1. El niño experimenta una total aceptación de los pensamientos, los sentimientos y el valor de su existencia.

2. El niño opera en un contexto de límites bien definidos y firmes.

3. El niño siente respeto por su dignidad como ser humano.

4. Los propios padres tienden a disfrutar de un alto nivel de autoestima.

Si esto no sucedió en nuestra infancia podemos tener una pauta de la inseguridad que sentimos, si no estamos proporcionando esto a nuestros hijos podemos comenzar a hacerlo ya.

El pasado no se puede cambiar, sin embargo hacernos conscientes de nuestras carencias nos ayuda a cambiar nuestro presente, podemos empezar a construir nuestra autoestima por medio de lecturas, reflexiones y ejercicios que nos ayuden a redefinir la percepción de nosotros mismos. Así mismo podríamos ayudar a que nuestra familia tenga una sana autoestima.

¿Qué tendríamos que hacer para construir una sana autoestima en el hogar?

La siguiente es una propuesta para fortalecer la autoestima en familia, esta consiste en hacer una invitación a todos los miembros para realizar dicho proyecto familiar, reuniendo a los que quieran participar y dialogar sobre los siguientes puntos:

• Cada miembro de la familia es valioso por el simple hecho de ser una persona.

• Los defectos son parte de la persona, no se la evalúa a partir de ellos.

• Cada uno describirá las cualidades de los otros miembros de la familia.

• Opinar sobre cómo se comunica la familia.

• Aclarar cuáles son los valores fundamentales en un consenso general de todos los integrantes de la familia.

Para realizar este proyecto es necesario contar con la buena disposición de todos los participantes, no se realizará de manera impositiva. No se impondrá la opinión de nadie, ni de los padres. La información que se obtenga en esa sesión será confidencial y no se utilizará en otro momento, con otras intenciones.

“La autoestima es una poderosa fuerza dentro de cada uno de nosotros”
Nathaniel Branden

EL RESPETO HACIA UNO MISMO, Nathaniel Branden
NUEVAS RELACIONES EN EL NÚCLEO FAMILIAR, Virginia Satir